Foto: Javier Calvelo/ adhocFotos

Con varios problemas, partidos opositores trabajan en distintos acuerdos para quitarle al Frente Amplio gobiernos departamentales

4min 2
Nº2054 - al de Enero de 2020

El mapa actual de la distribución de los gobiernos departamentales muestra que parte del sur y del litoral del país están en manos del Frente Amplio. Impulsado por el resultado de noviembre que le dio a la oposición el gobierno nacional, los cinco partidos que acordaron una “coalición multicolor” discuten qué tipo de estrategia pueden seguir para evitar que la izquierda renueve en las seis intendencias que tiene en este momento.

Si bien para el balotaje no hubo problemas para acordar un programa básico común para competir y ganarle al Frente Amplio, las elecciones departamentales y municipales son un dolor de cabeza para los dirigentes.

La coalición de izquierda gobierna en Montevideo, Canelones, Rocha, Salto, Paysandú y Río Negro. El primer objetivo del Frente Amplio es evitar perder estas intendencias; la preocupación principal pasa por la situación en Salto y Paysandú, según fuentes del oficialismo.

Para los demás partidos el tiempo juega en contra. Las elecciones departamentales y municipales serán el 10 de mayo, pero el 9 de febrero es el último día para que sesionen las convenciones departamentales y proclamen candidatos. A un mes de esa instancia, en algunos departamentos los acuerdos están avanzados, pero en otros no está claro cómo enfrentarán a la izquierda. El Partido Colorado, además, debería hacer pasar por su Convención Nacional la posibilidad de hacer acuerdos con otros partidos.

Montevideo es uno de los lugares donde hay más dificultades para acordar. En las internas del año pasado, el Partido de la Concertación —que se había creado para las departamentales de 2015— no alcanzó los 500 votos necesarios para quedar habilitado para competir en las siguientes elecciones. Con ese problema, blancos, colorados, independientes y el Partido de la Gente negocian para utilizar uno de esos lemas y competir con alguna chance la hegemonía del Frente Amplio en la capital del país.

El objetivo no es fácil. Teniendo en cuenta el resultado de la segunda vuelta de noviembre, cuando Luis Lacalle Pou tuvo el apoyo de cinco partidos, perdió en Montevideo por 123.000 votos con la fórmula encabezada por Daniel Martínez.

Los colorados quieren apurar el acuerdo. El secretario general departamental y diputado electo, Felipe Schipani, dijo que la “mayoría” de la dirigencia colorada apoya acordar con los demás partidos para presentar tres candidatos bajo un lema en común. El martes 7, luego de reunirse con el presidente electo, el secretario general colorado, Julio María Sanguinetti, dijo que aspiraba a que se llegara a un acuerdo entre los partidos para competir en la capital del país. “Hoy se puede dar la batalla por el Montevideo como se dio la batalla por el país”, explicó.

Blancos y colorados quieren acordar con el Partido Independiente para presentar en ese partido a los candidatos, pero el grupo liderado por Pablo Mieres no tiene el tema resuelto.

Canelones aparece como otro desafío para la coalición multicolor. Allí, blancos y colorados entienden que necesitan acordar para aumentar sus posibilidades de competir con el oficialismo. En el balotaje, Martínez aventajó por 24.000 votos a Lacalle Pou.

Acuerdos específicos

Las internas partidarias también inciden en las negociaciones. El sector Ciudadanos, liderado por Ernesto Talvi y que tiene la mayoría del Partido Colorado, resolvió que no acordará con ningún partido fuera de Montevideo y quiere candidatos propios en los otros 18 departamentos. En Batllistas la situación es diferente y se analiza caso a caso, aunque hay dirigentes que tampoco quieren acuerdos con el Partido Nacional.

Cabildo Abierto, de Guido Manini Ríos, tampoco tiene una posición única y, por esa razón, hay sectores dentro de ese partido que ya acordaron con los blancos.

“Nuestro adversario no es el Partido Nacional, es el Frente Amplio”, dijo José Martínez de Cabildo Abierto cuando el 27 de diciembre firmó un acuerdo con el exintendente Omar Laffluf.

El documento señala que teniendo en cuenta el “caudal de votos” que los blancos tienen, y que los ponen “en primera línea para discutir un triunfo departamental”, y que Cabildo Abierto no tiene “esperanzas de triunfo en solitario” es que ambos sectores llegaron a un acuerdo para apoyar a Laffluf, dice el acuerdo. Sectores colorados, vinculados a Batllistas, también están dispuestos a apoyar a Laffluf.

En Lavalleja, la actual senadora y candidata a intendenta Carol Aviaga recibió el apoyo de una agrupación de Cabildo Abierto, Juntos Lograremos el Cambio, lista 11820.

En Rocha, donde el Frente Amplio lleva gobernando tres períodos consecutivos, el blanco Alejo Umpiérrez recibió el apoyo de Cabildo Abierto y el Partido Independiente, y es probable que dirigentes de Batllistas también lo respalden.

Salto es otra de las intendencias que los partidos opositores esperan arrebatarle al Frente Amplio. En ese departamento, la interna fue problemática durante toda la administración de Andrés Lima. El principal candidato opositor a sucederlo es el exintendente y senador Germán Coutinho­. El dirigente colorado recibió el apoyo del Partido de la Gente y de una lista del Partido Nacional. En tanto, el Partido Independiente apoyará al candidato blanco.

Hasta ahora en Paysandú no hubo avances en las negociaciones para un posible acuerdo entre blancos y parte de los colorados.

Con este panorama, en el Partido Nacional están seguros de que seguirán siendo la fuerza política con más intendencias (hoy tiene 12). El Partido Colorado, en tanto, tiene confianza en que retendrá Rivera y espera ganar en Salto.

Las últimas elecciones nacionales golpearon al Partido Independiente y al Partido de la Gente, por lo que no presentarán candidaturas en todos los departamentos. El partido de Mieres apoyará a Guillermo Besozzi (Partido Nacional) en Soriano y presentará candidato propio en Maldonado.

Distinta es la situación de Cabildo Abierto, que se ubicó como la cuarta fuerza política en el país, cerca de los colorados. El dirigente y designado subsecretario de Defensa, Rivera Elgue, dijo a Búsqueda que la estrategia del partido es que si participan en una coalición tengan un candidato propio que sea identificado con Cabildo Abierto. Es que cada lema puede presentar hasta tres candidatos. En Flores, el partido “posiblemente” presente candidato propio, ajeno a una coalición, comentó.

“En Montevideo estamos viendo la posibilidad de llevar un candidato propio, porque hasta ahora no hemos tenido acercamiento con nadie”, dijo Elgue. “Se habla de coalición, pero realmente no hemos tenido ningún contacto”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.