Lacalle Pou será proclamado presidente por la Corte Electoral. Foto: Nicolás Der Agopián

La llegada de Sanguinetti, seguro de la victoria, llevó la tranquilidad de los “viejos sabios de la tribu” al comando de Lacalle

Los subibajas emocionales de una jornada blanca que empezó con triunfalismo y terminó con el festejo trancado

6min 4
Nº2048 - al de 2019
escribe Federico Castillo

Son las 22.15 de la noche del domingo 24. Hace casi dos horas que en el comando del Partido Nacional se festejó que Luis Lacalle Pou será el próximo presidente del Uruguay. Pero fue una cañita voladora. Tuvo la intensidad efímera de lo que explota en un fogonazo breve de luces y ruido, y después le sigue el silencio. Porque ahora no hay celebración. Se pasó del paroxismo a la incertidumbre tan rápido que dejó a todos desconcertados.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.