Los trabajadores médicos que usan equipo de protección toman muestras de un visitante extranjero en un centro para pruebas de coronavirus en el aeropuerto de Incheon, Corea del Sur. Foto: EFE

“El diagnóstico precoz es vital para contener el virus”, dice el embajador de Corea del Sur, y agrega que “al implementar una estrategia agresiva de testeo” su país pudo “detectar la infección en su etapa incipiente, lo que facilita el tratamiento y ayuda a prevenir la propagación del Covid-19”

Para superar la pandemia es necesaria una “sólida confianza del pueblo hacia el gobierno” y una “alta conciencia cívica”

8min 1
Nº2065 - al de 2020

La estrategia desarrollada por Corea del Sur para contener la expansión del nuevo coronvirus (Covid-19) es una de las más elogiadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Después de un pico de contagios en febrero, ese país adoptó medidas que le permitieron, a partir del 13 de marzo, tener más personas recuperadas de la enfermedad que nuevos casos.

En una entrevista con Búsqueda, respondida por escrito, el embajador de Corea del Sur en Uruguay, Hwang Sung Youn, detalló las medidas adoptadas por su país en estas semanas. El centro del plan, explicó, fue una “estrategia agresiva de testeo” que les permitió “detectar la infección en su etapa incipiente”.

Sung Youn sostuvo que además se impuso una autocuarentena a todos los que estuvieron en contacto cercano con un paciente de coronavirus. En caso de ser necesario, relató, “se hace uso del historial de la tarjeta de crédito, imágenes de cámaras CCTV y datos telefónicos de localización para identificar y testear a los que estuvieron en contacto cercano con personas infectadas”. 

El embajador advirtió que no es fácil adoptar medidas drásticas como la cuarentena obligatoria para combatir la pandemia y que, cuando se toman, es necesario que los gobiernos sepan explicarlas y convencer a los ciudadanos.

La situación que vendrá después tampoco será fácil. Si bien su país todavía no calculó el efecto que tendrá esta crisis en su economía, dijo que “se prevé que tendrá repercusiones severas en la economía nacional y mundial debido a la reducción del consumo y crecimiento global, pérdidas de empleo, parálisis de la cadena de producción (supply chain) y logística”.

El embajador de Italia dijo a Búsqueda la semana pasada que su país estaba en “guerra” contra el virus y que si bien había una luz al final del túnel, todavía estaba “muy muy lejos”. ¿Cuál es la situación en Corea del Sur?

—El número de nuevos casos confirmados por día ha mostrado un descenso constante desde registrar el punto máximo de 909 casos el 29 de febrero. Desde el 13 de marzo, el número de recuperados supera al número de nuevos casos, siendo las cifras las siguientes: se suman un total de 9.137 casos confirmados, 126 muertes, y 3.730 recuperados. A pesar de esta tendencia, sabemos que aún no podemos cantar victoria. Por ello, se está trabajando enérgicamente para evitar una mayor expansión del Covid-19, concentrando las medidas de prevención en grupos de alto riesgo, como los hogares de ancianos y los call centers. 

Las decisiones adoptadas por su país son elogiadas a escala internacional. ¿Qué pasó al comienzo y qué cambió en la estrategia del gobierno?

—El 20 de enero, Corea reportó su primero caso de Covid-19 y hasta el 17 de febrero el virus estuvo relativamente controlado, con un total de 30 casos positivos. Sin embargo, desde el caso de la “paciente 31” (miembro de la Iglesia Shincheonji), el 18 de febrero el número de casos confirmados creció exponencialmente, con su principal foco en la Iglesia Shincheonji, en la ciudad de Daegu. A raíz de ello, el gobierno coreano rápida y rigurosamente comenzó a localizar y testear a todos los miembros de Shincheonji (aproximadamente 9.300) y ponerlos en cuarentena. Asimismo, elevó su nivel de alerta de la situación Covid-19 a rojo, su máximo nivel. Con estas medidas, el gobierno ha concentrado todos sus recursos para contener el brote y prevenir la expansión del virus. En resumen, la estrategia de Corea del Sur fue la de expandir aceleradamente su capacidad de diagnóstico del Covid-19 (tests), enfocándose en grupos de alto riesgo, implementar de manera agresiva los análisis epidemiológicos y la transparencia en cuanto a la detección, manejo y reporte de los casos a la población. 

"Al implementar una estrategia agresiva de testeo pudimos detectar la infección en su etapa incipiente, lo que facilita el tratamiento y ayuda a prevenir la propagación del Covid-19".

¿Qué medidas específicas adoptaron a lo largo de las semanas? 

—Está claro que un diagnóstico precoz es clave para controlar y prevenir la propagación del virus. El gobierno surcoreano vigorosamente testeó, aprobó e incrementó la producción nacional de test kits Covid-19. Eso ha permitido que hoy en día se pueda realizar hasta 18.000 pruebas diarias. Al 25 de marzo, 343.618 personas han sido testeadas por Covid-19. También se aplicó un método de testeo innovador de pruebas vía Drive-Thru (servi-carro), que muchos países del mundo comenzaron a adoptar, incluyendo Estados Unidos y Japón. La toma de las muestras tarda menos de 10 minutos, sin necesidad de que salgan de sus vehículos, evitando así el contagio del personal médico y en los hospitales. 

Al mismo tiempo, se impuso una autocuarentena a todos los que hayan tomado contacto cercano con un paciente infectado. En caso de ser necesario, se hace uso del historial de la tarjeta de crédito, imágenes de cámaras CCTV y datos telefónicos de localización para identificar y testear a los que estuvieron en contacto cercano con personas infectadas. 

Antes, se implementó la hospitalización obligatoria para todos los casos confirmados, independientemente de la gravedad de los síntomas. Sin embargo, ante la escasez de camas en los hospitales —ya que la gran mayoría de los casos confirmados se originaron en la ciudad de Daegu y la provincia de Gyeongsang del Norte— se decidió priorizar destinar los recursos médicos a los que necesitan tratamiento. Los casos confirmados con baja necesidad de atención médica son acomodados en cuarentena en las instalaciones de tratamiento, donde se les monitorea los síntomas. 

Para evitar el ingreso de personas extranjeras contagiadas con Covid-19, el 4 de febrero se introdujo un Procedimiento Especial de Entrada y hoy día este se ha expandido a los visitantes provenientes de todos los países europeos. Esto es un mecanismo muy eficaz de monitoreo que controla exhaustivamente a los visitantes durante los 14 días desde su llegada a Corea. Asimismo, el domingo pasado, el gobierno comenzó a realizar tests Covid-19 a todos los viajeros entrantes de Europa, ciudadanos coreanos y extranjeros por igual, al momento de llegada. Además, todos aquellos que hayan seguido el Procedimiento Especial de Entrada deben instalar la aplicación de Autodiagnóstico en sus smartphones y enviar, a través de la misma, notificaciones diarias sobre su estado de salud durante 14 días. Aquellos que no cumplan con el envío, serán localizados por las autoridades sanitarias. 

Para evitar la propagación del Covid-19 al extranjero, el gobierno prohíbe a los individuos identificados como contactos del Covid-19 salir del país durante su autocuarentena de 14 días, independientemente de si son sintomáticos del virus. Además, a los viajeros que parten del Aeropuerto Internacional de Incheon se les chequea la temperatura tres veces: al ingresar al área de salida, antes de ingresar al control de seguridad y en la puerta de embarque. Y en el caso de que la temperatura supere los 37,5 °C, se les puede denegar la salida. 

Uno de los ejes centrales de su estrategia parece ser el testeo masivo. ¿Por qué?

Una vez más, el diagnóstico precoz es vital para contener el virus. Al implementar una estrategia agresiva de testeo pudimos detectar la infección en su etapa incipiente, lo que facilita el tratamiento y ayuda a prevenir la propagación del Covid-19. Cabe destacar que el testeo masivo en Corea abarca desde los casos asintomáticos hasta los casos post mortem, cuando se desconoce la causa de muerte. 

En Uruguay hay un debate acerca de la necesidad de declarar la cuarentena obligatoria. ¿Cuál fue la experiencia en su país?

—En este asunto, Corea ha seguido las recomendaciones de la OMS que mencionan que las restricciones que limitan en gran manera el movimiento de personas y la circulación de recursos debe ser proporcional al nivel de peligro de la salud pública, y deben mantenerse por corto tiempo mientras se reevalúa regularmente la situación. Declarar o no la cuarentena obligatoria dependerá de la situación de cada país, pero Corea ha aplicado de forma coherente los principios de apertura, transparencia y de minimizar las restricciones. 

"La cuarentena obligatoria puede implementarse en diferentes formas dependiendo de la situación de cada país. Pero algo muy importante para superar una pandemia como el Covid-19 es que debe haber una sólida confianza del pueblo hacia el gobierno".

¿Se puede superar la crisis sin medidas tan drásticas como la cuarentena obligatoria?

—La cuarentena obligatoria puede implementarse en diferentes formas dependiendo de la situación de cada país. Pero algo muy importante para superar una pandemia como el Covid-19 es que debe haber una sólida confianza del pueblo hacia el gobierno y, a su vez, el gobierno tiene que suscitar una alta conciencia cívica. En el caso de Corea, se implementaron extensivamente medidas de prevención de infección como el aislamiento voluntario, la distancia social, etc., y como resultado enlenteció eficazmente la expansión de la epidemia. También el apoyo y la participación de los ciudadanos para sobrellevar la crisis del Covid-19 se ha manifestado en actividades voluntarias en todo el país. 

¿Cuál es el equilibrio que debe haber entre las libertades individuales y el combate a la pandemia?

—Está claro que el gobierno debe esforzarse para limitar el uso de restricciones a las libertades individuales, tanto como sea posibles. Pero en el caso de una pandemia es muy importante proteger la vida de las personas, lo que da origen a un debate. En el caso de que el gobierno decida tomar medidas de esta índole, no habrá marcha atrás y deberá esforzarse mucho para lograr el entendimiento y la plena cooperación de sus ciudadanos. 

¿Qué rol deben cumplir los ciudadanos en el combate al Covid-19?

—Primero, para superar una pandemia como el Covid-19 es necesario que todos los ciudadanos sigan estrictamente las reglas sanitarias impuestas por las autoridades. También es necesario que cooperen con el gobierno para unir esfuerzos y salir de esta crisis. En Corea, además del servicio voluntario de las personas del sector médico, se están dando muchos otros casos, por ejemplo, estudiantes que les dejan artículos de necesidad a adultos mayores que viven solos y a la población más vulnerable en las puertas de sus casas. La distancia social no significa no ayudar al otro. 

coronavirus
Los trabajadores médicos que usan equipo de protección esperan que los pasajeros extranjeros tomen muestras en un centro para pruebas de coronavirus en el aeropuerto de Corea del Sur. Foto: EFE

En una columna publicada recientemente en el Financial Times, el historiador Yuval Noah Harari dice que los países están dando una pelea individual a la pandemia cuando el problema exige una respuesta global. ¿Qué opina al respecto?

—Se necesita una cooperación global para superar esta pandemia. Sin embargo, el hecho de que todavía no haya una cura para el Covid-19 y la falta de información sobre el tema entorpece la cooperación entre los países. Espero que, teniendo como base los lineamientos de la OMS y otros organismos internacionales, todos los países cooperemos e intercambiemos conocimientos y experiencias para juntos superar esta situación por el bien de la humanidad. 

En la entrevista con Búsqueda, el embajador italiano comparó las consecuencias económicas de esta pandemia con las de una guerra.  ¿Comparte esa percepción? ¿Su país tiene alguna estimación del impacto que tendrá esta crisis en su economía?  

—Todo el mundo está sufriendo muchísimo debido al Covid-19 y tal como dicen los medios, la preocupación por una recesión económica se está volviendo realidad. No es fácil calcular la magnitud del impacto en estos momentos, pero se prevé que tendrá repercusiones severas en la economía nacional y mundial debido a la reducción del consumo y crecimiento global, pérdidas de empleo, parálisis de la cadena de producción (supply chain) y logística, etc. Esto no es un problema de un país en específico, sino es algo que enfrenta toda la comunidad internacional. Por lo tanto, pienso que este es un momento para que todos los países y las organizaciones internacionales reúnan sus fuerzas y capacidades para mitigar el impacto en la economía global. 

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.